Como aumentar la rentabilidad de la empresa gracias a la innovación digital

-

Obtén un informe gratuito con el índice de madurez digital de tu empresa

QUIERO EL INFORME GRATIS

Como aumentar la rentabilidad de la empresa gracias a la innovación digital

Heredado de la época industrial, y por lógica empresarial buscamos la eficiencia en los procesos de nuestra empresa.

Es decir, procuramos que lo que hacemos en nuestro día a día valga la pena, o no sea deficitaria económicamente. 

No sólo esto, sino que además, buscamos que tenga sentido, y más recientemente, y en el contexto actual más que nunca, que sea fácil y cómodo de hacer.

A todo esto le llamamos usabilidad, es decir, poder llevar a cabo las tareas y procesos de nuestra empresa de forma eficiente, eficaz y que sea agradable de usar.

Si realmente conseguimos que los procesos de nuestra empresa sean usables conseguiremos aumentar la rentabilidad de nuestra empresa.

Ésta rentabilidad no será simplemente una rentabilidad económica, que no estará mal, sino también una rentabilidad que afecta a otros parámetros menos tangibles pero igual o más potentes, en términos de satisfacción del cliente, de nuestros colaboradores, de crecimiento o de bienestar.

Sin duda, todos ellos afectan sobre la rentabilidad de una empresa. 

¿Cuánto cuesta que nuestro cliente se cabree con nosotros? ¿y que nuestro competidor ofrezca un servicio diferencial con el que satisface mejor a nuestros clientes (hasta que se van)? 

Y qué decir del valor de tener que un colaborador/empleado se sienta satisfecho, implicado y con un alto grado de pertenencia a nuestra empresa?

Actualmente, estos atributos no pueden ser opcionales, lo vemos, y la necesidad de implantarlos en nuestras empresas requiere de intención y energía, y claro, luego la tecnología nos ayudará a impulsarlo.

Por ejemplo, cuando hablamos de los procesos comerciales nos encontramos con que muchas empresas han dejado de poder asistir a eventos sectoriales, o visitar presencialmente con la misma frecuencia  sus clientes, y eso supone una potencial bajada de las ventas, lo que tiene un impacto directo sobre la rentabilidad de la empresa. 

Por otro lado, y en la misma situación, hay empresas que han podido mantener no sólo el contacto con clientes y potenciales a través de iniciativas como los webinars (eventos virtuales) o la búsqueda de clientes a través de canales digitales (eg: linkedin, publicidad digital, etc..) por poner dos ejemplos bastante inmediatos.

En lo referente a otro tipo de procesos, hay empresas que rápidamente han podido conectar la demanda a sus fabricantes mediante la venta directa, o dando soporte a su canal de venta mayorista, con la integración de sus sistemas de gestión empresarial (ERP) a iniciativas antes mencionadas en el àmbito de las ventas. 

También, la digitalización (que no transformación) de procesos muy maduros, como la firma digital, la eliminación de procesos basado en papel (eg: servicio técnico, gestión calidad, etc.) han reducido el coste en empresas de forma directa e indirecta.

No sólo podemos utilizar la tecnología para sumar rentabilidad a procesos existentes, sino que además, podemos crear productos o servicios diferenciales con activos de valor que ya dispongamos, por ejemplo, el conocimiento en un determinado sector puede dar la posibilidad a cualquier empresa que lo tenga de ofrecer servicios de consultoría o asesoramiento.

Éstos son algunos de los ejemplos que podemos de forma cotidiana, si bien es importante destacar que forman parte de la táctica, es decir del cómo lo hacemos.

Previamente, resulta imperativo poder definir un plan de transformación digital adaptado a nuestra situación, recursos y objetivos, que defina claramente las prioridades, y los indicadores de éxito hasta alcanzar los objetivos definidos, y sobretodo, que nos permita mantener el foco y no despistarnos.

Porque sin duda la tecnología nos aporta rentabilidad si la utilizamos con propósito.

Obtén un informe gratuito con el índice de madurez digital de tu empresa

QUIERO EL INFORME GRATIS